Gaggenau

 

La diferencia es... creado a mano
En cada etapa de la producción de nuestros electrodomésticos, un artesano examina su trabajo usando mano y ojo, buscando imperfecciones. Este control de calidad constante protege una reputación excepcional construida a mano, desde 1683.